martes, 19 de febrero de 2008

19/02/2008 ¿En qué formato envías el curriculum?

¿En qué formato envías el curriculum?

Fuente: Blog Enrique Dans

CVParece un tema relativamente banal, pero no lo es tanto, sobre todo a según qué niveles de capacitación técnica: ¿qué formato debe escogerse para enviar un curriculum?

La pregunta me surge al llegarme comentarios de lo que parece estar sucediendo en este "período de entreguerras" en el que se hallan muchas redes corporativas: la penetración de Windows Vista y Office 2008 de Microsoft a nivel corporativo sigue siendo baja, o al menos notablemente inferior a la de un mercado de usuarios finales que, generalmente, crece vegetativamente con la renovación del parque instalado. En estas circunstancias, cuando un candidato utiliza Office 2008 para enviar su curriculum, puede perfectamente encontrarse con que la empresa que lo reciba no tenga instalada ni la última versión de la suite de Microsoft ni, posiblemente, el convertidor de formato que la empresa ha puesto a disposición de los usuarios de la versión anterior, de manera que los .docx generados por Word aparecen como documentos que no pueden ser leídos y ante los que el programa ofrece un mensaje que informa que "este documento ha sido creado con una versión posterior de Word" e invita a descargarse un paquete de compatibilidad, algo que algunos usuarios corporativos no pueden o rehusan hacer. En algunos casos, con una pila de curricula que examinar, una circunstancia así puede llegar a convertirse en una desventaja para quienes lo enviaron en docx: sin entrar en el nivel de irresponsabilidad que supone dejar de examinar un curriculum que podría ser el mejor para el cargo por un simple tema como el formato, el caso es que poner obstáculos a aquellos que quieren leer tu curriculum no parece algo demasiado recomendable. Enviar un .odt, por otro lado, a pesar de estar hablando de un estándar ISO de cada vez más amplia difusión, puede ser una práctica peligrosa según a dónde lo envíes.

En cualquier caso, hay muchas personas que opinan que el formato de proceso de textos, sea el que sea, simplemente no es el adecuado para este tipo de documentos (aunque haya muchos casos en los que es la propia empresa la que solicita el formato .doc, una práctica muy poco recomendable). Ante un documento en el que se busca transmitir una impresión determinada, dejar el formato al azar de la configuración del programa para que lo muestre como buenamente quiera tampoco parece una buena práctica, amén de mostrar de manera evidente, en muchos casos, los errores (u "horrores") de uso que algunos usuarios tienen: líneas, viñetas o sangrías hechas a golpe de barra espaciadora, márgenes exprimidos al límite para que el documento quepa en menos páginas… Para el propósito de un curriculum, documento que no va a ser modificado en el destino, el sentido común parecería recomendar el pdf, estándar abierto y multiplataforma que se muestra igual en todas partes y puede ser leido con el ubicuo Adobe pdf Reader o incluso con otros igualmente gratuitos.
Mientras, en sitios como Google solicitan para muchas ofertas que envíes tu curriculum en formato ASCII o HTML, en otras empresas te piden que introduzcas tu información en un formulario web estandarizado, y en algunos ambientes empieza incluso a imponerse el "Web CV", una página que detalla la información del candidato, pero incluye también vínculos a las instituciones citadas, a páginas personales o blogs, o incluso a vídeos de YouTube en los que el candidato se presenta a sí mismo. Obviamente, dependerá de la compañía a la que lo estés enviando, pero cuándo algo así resulta "diferencial" y cuando "una frikada del 15″ puede resultar algo dificil de responder…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por fin algo bueno y constructivo en la página, esto se echaba de menos. Gracias V

R dijo...

Ahora ya no hay necesidad de enviar un archivo. En mi caso, tengo un CV online y un blog por medio del servicio http://www.sucurriculumenlinea.com, y a la hora de enviar la información, solo envío el enlace a mi CV y blog.

Contador de visitas

Desde donde nos visitan

web tracker